LOS NIÑOS Y SU GRAN LECCIÓN FRENTE AL CORONAVIRUS

LOS NIÑOS Y SU GRAN LECCIÓN FRENTE AL CORONAVIRUS

Cuando el pasado 10 de Marzo saltó la noticia del cierre inminente de colegios, escuelas infantiles y universidades, la mayor parte de los padres y madres entre los que me puedo incluir, nos echamos las manos a cabeza pensando en que hacer y de que manera gestionar esta situación.
Es cierto que al principio todo eran dudas, incertidumbre y caos en una sociedad estructurada para que cada uno “esté en su lugar”. Pero poco a poco y debido al gran cambio al que nos teníamos que enfrentar hemos asumido que nuestra rutina ha cambiado por completo.

Algunos padres con el gran esfuerzo de las empresas tienen que teletrabajar, otros por desgracia han perdido su empleo y los docentes con un gran esfuerzo, vocación y dedicación han cambiado por completo su enseñanza y han comenzado a impartir sus clases de manera telemática y poco a poco hemos llevado nuestras vidas a una “nueva rutina”

A todos los niños, niñas, adolescentes os tenemos que decir en voz muy alta “GRACIAS”, gracias por la gran lección que nos habéis dado a todos los adultos, gracias por saber adecuaros a las nuevas situaciones y sacar el lado positivo de ellas, gracias por sacarnos una sonrisa cada día, gracias por compartir con nosotros vuestros ratos de juegos y hacernos partícipes de ellos, gracias por entender los primeros la palabra confinamiento, solidaridad y respeto por los demás, gracias por seguir con vuestras tareas y deberes, aun sabiendo que estudiar así es doblemente complicado y gracias porque sin vosotros esta situación hubiese sido mucho más triste y más dura de llevar.

Los peques aun teniendo muchas ganas de salir de casa, ganas de ver a sus amigos, ganas de correr, saltar y jugar en los parques y ganas de ver a sus seres queridos, jamás les hemos escuchado una queja o un reproche, ellos asumieron mejor que nadie que durante un tiempo su vida había cambiado y fueron los primeros en adaptarse.

Es verdad que este “bicho” ha truncado muchos de nuestros sueños, se ha llevado a muchos de nuestros seres queridos y ha cambiado por completo nuestras vidas.

Pero también nos ha hecho ser más solidarios, implicarnos más con los demás y pasar el tiempo que tanto reclamábamos para disfrutar en mayúsculas de nuestros hijos y poder aprender tanto de ellos.

En ocasiones hay que parar para darnos cuenta de lo que tenemos a nuestro lado y que la rutina y el estrés del día a día no nos deja ver y mucho menos disfrutarlo.
Nuevamente GRACIAS PEQUEÑOS HÉROES

http://galoasistencia.com

Abrir chat